domingo, 27 de noviembre de 2016

La Habana (Años 50)

 
 Que nadie interprete la publicación de este vídeo como la celebración por una muerte.
 Únicamante es una forma de expresar, por diferentes motivos, un deseo, una ilusión, una esperanza...
 Como dice el título de la canción, "Esperando". 

lunes, 21 de noviembre de 2016

Cañones del Sil

 

 Dice la leyenda que el dios Júpiter, (inicialmente dios del Cielo y posteriormente dios de la Justicia), en un viaje relámpago se emocionó de tal manera al conocer Galicia y en concreto lo que hoy conocemos como la Ribeira Sacra, que se enamoró locamente de esta tierra y creó el río Miño.
 Su esposa, Juno, celosa del apasionamiento que su marido sentía hacia Galicia, provocó una profunda herida a esta tierra dividiéndola en dos partes separadas por profundas gargantas; quería acabar así con su belleza pensado que el dios Júpiter se desamoraría.

 La venganza de Juno lo que provocó fue la ira de Júpiter y un mayor amor por Galicia y castigó a su mujer a vagar eternamente por la Ribeira Sacra y a vivir en el cañón hasta que mostrara su arrepentimiento por tal acción. 
 Pero cuando Juno se arrepintió, el dios Júpiter la convirtió en río, en el río Sil que baña los cañones que ella creó por despecho y que hoy son conocidos por los Cañones del Sil.

(El vídeo es excesivamente largo, pero quise aprovechar todo lo que grabé y tenía sin publicar)


miércoles, 16 de noviembre de 2016

Santuario Nosa Sra. das Cadeiras

  
  A 603 m. sobre el nivel del mar está el santuario de Nosa Sra. das Cadeiras, un sencillo ejemplar del barroco gallego del siglo XVIII, que todavía tiene sin terminar una de las torres de la fachada principal. 
 El edificio es de una sola nave de piedra granítica y sillería bien labrada. 
 Más que por su interés arquitectónico destaca por ser un lugar de peregrinación debido a los milagros que la tradición atribuye a la Virgen. 
 La leyenda sitúa aquí a una de las tres vírgenes hermanas que después de ser elevadas a santas les construyeron sus santuarios en unos lugares donde se pudiesen ver unas a otras. 
 Estos santuarios son para algunos autores el de Cadeiras, en la provincia de Lugo y los de Trigoás y Maceda, en la de Ourense, y para otros autores a parte del de Trigoás y Cadeiras, el tercero sería el de Monte Faro en Chantada.


martes, 15 de noviembre de 2016

Casa Orduña

 

 La “Casa Gran” de El Castell de Guadalest o “Casa Orduña”, fue construida después del gran terremoto de 1644 que arrasó la comarca y asoló las dependencias del castillo.
 Fue edificada por la familia de estirpe vasca de los Orduña. Fueron al Reino de Valencia con el Infante Fortuna de Navarra; posteriormente pasaron al servicio de los Cardona, almirantes de Aragón. Don Sancho de Cardona, recibió en 1543 el título de marqués de Guadalest.
 La casa fue incendiada y saqueada durante la Guerra de Sucesión (1708). En 1756 Don Pedro Antonio Buenaventura de Orduña y García, entró en la Orden Militar de Santiago consiguiendo de esta manera acceder al estamento nobiliario.
 Las actuales dependencias de la casa, se corresponden con el momento de máximo esplendor e influencia de la familia Orduña ejercida a través de Don Joaquín Mª de Orduña. La decoración se adapta a los gustos estéticos de la burguesía que vivió los cambios políticos de la segunda mitad del siglo XIX.  

 Este edificio fue una casa grande en un pueblo pequeño y por lo tanto, inmersa en un ambiente rural y endogámico muy alejada geográficamente de las influencias de las ciudades importantes.


lunes, 14 de noviembre de 2016

Monforte Medieval

  
 Capital de la Ribeira Sacra, Monforte fue en época medieval, un singular ejemplo de ciudad- fortaleza feudal, alrededor de un monasterio, con un castillo situado sobre un estratégico montículo (El Monte de San Vicente) y rodeado por un recinto amurallado salpicado de torres defensivas. A los pies del monte, el río Cabe, que daba vida al asentamiento. Del perímetro de la muralla, datada entre los siglos XIII al XV, todavía se conservan amplios tramos, tres torres y tres puertas de acceso a la villa. Del castillo sobresale la Torre del Homenaje, bien conservada y restaurada en su interior. 
 Entre sus diversos monumentos, el vídeo se centra en cuatro:
 - Nosa Señora da Antiga (Colegio de los Padres Escopalios). Conocido popularmente como "El Escorial de Galicia", es un edificio de estilo herreriano de los siglos XVI-XVII, con dos alas perfectamente simétricas y una iglesia central con una generosa cúpula rematada en linterna. Su construcción fue iniciada por el cardenal Rodrigo de Castro en 1593. 
- Puente Viejo. La tradición dice que es de origen romano. Lo que sabemos es que fue reedificada por el maestro Pedro Rodríguez Remberde a finales del siglo XVI. Tiene seis arcos semicirculares, dos de ellos tapados por reformas posteriores. En sus amplios arcos centrales pueden leerse diversas marcas del cantero. 
 - Monasterio Benedictino de San Vicente del Pino.    
 Aunque sus orígenes se remontan al siglo X, la edificación actual se inicia en el siglo XVI. La armoniosa plaza del edificio conventual es neoclásica, tanto su fachada como el claustro. 
 Actualmente gran parte del edificio monacal alberga el Parador de Turismo de Monforte de Lemos. 
 - Torre del Homenaje. Construida entre los siglos XIII y XV, era el edificio más importante dentro del castillo, ya que en ella se celebraban las Ceremonias del Homenaje, rito que unía al señor con su vasallo. 
 Es una atalaya de 30 m. de altura, 13 m. de lado y muros de 3 m. de grosor. La torre y la muralla de la fortaleza medieval sufrieron importantes daños durante la Gran Guerra Irmandiña, (1467-1469) y fueron reconstruidas una vez finalizados los enfrentamientos. 

lunes, 7 de noviembre de 2016

Castillo de Castro Caldelas


 De arquitectura militar y defensiva, el castillo de Castro Caldelas es el monumento más emblemático de la localidad. Fue construido por el noble Don Pedro Fernández de Castro, señor de Lemos y Sarria, entre los años 1336 y 1343.
 En sus inmediaciones tuvieron lugar numerosas batallas por el dominio de las tierras de la comarca.  
 A partir del siglo XVI pierde parte de su carácter de fortaleza defensiva y pasa a ser residencia de la alta nobleza.
 La planta de este castillo es un polígono irregular, perfectamente adaptado al terreno sobre el que se asienta en la cumbre de Cima de Vila. De la construcción original se conservan las murallas, tres torres, la casa del administrador y el patio de armas, pero no el foso que en tiempos debió rodear el recinto.
 Sus muros presentan numerosos escudos que nos indican la propiedad del castillo en sus distintas épocas. En la puerta principal vemos las insignias de los Osorio (dos lobos), de los Castro (seis formas redondas o roeles), del Reino de León (un león rampante) y del Reino de Castilla (un castillo, que corresponde también al linaje de los Enríquez). Desde esta ubicación vemos a derecha la torre del reloj. En ella se aprecia una inscripción de la letra griega "tau", un símbolo asociado a la Orden de los Templarios, que pudo haber participado en algún episodio significativo de la historia de este castillo.
 Son elementos de interés el pozo o aljibe, un corredor de madera en el patio y el Camino de Ronda, trazado por el interior de la muralla.
 En el interior se exponen una serie de objetos (monedas, fragmentos de cerámica, dardos, etc.) encontrados durante las obras de restauración y reforma. También podremos ver ruecas y telares de lino, ruedas de afilar, aperos de labranza y herramientas de carpintería.
 Fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1949.


domingo, 6 de noviembre de 2016

Monasterio San Paio de Abeleda



 Siglos de abandono y expolio recaen sobre el Monasterio de San Paio de Abeleda, un conjunto del siglo XII situado en Castro Caldelas. Su capilla, de la que han desaparecido todos los retablos y figuras, combina los dinteles policromados con los bloques de cemento que la han tapiado. Los muros de piedra amenazan con caer, y algunos de sus tejados, ya en el suelo, son pasto de una vegetación ingente que cubre su interior. 
 El evidente estado de abandono, peligroso incluso para los jóvenes que se colaban entre las ruinas, obligó al ayuntamiento a vallarlo. 
 A pesar de su estado de abandono, forma un interesante conjunto dentro de la Ribeira Sacra. 
 Algunos autores piensan que se funda en el siglo X (en el año 934, la familia de San Rosendo aparece como propietaria de estas tierras), sin embargo, para otros fue en el siglo XII. 
 La Desamortización de Mendizábal supuso el abandono del monasterio, aunque la iglesia siguió siendo parroquia. 
 En el año 1872 lo compra la Casa de Alba y en 1972 se clausura la parroquia.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Monasterio San Pedro de Rocas

 
 En este monasterio, único por estar excavado en la roca natural, no encontraremos ligeras estructuras góticas ni armoniosas proporciones renacentistas. Se trata de un recinto antiquísimo, tosco, casi primitivo, testigo de los primeros asentamientos eremitas en estas tierras. 
 El valor de San Pedro de Roca es antropológico más que estético. La presencia de los primeros ocupantes de este lugar se remonta al año 573. Según las inscripciones de la lápida fundacional, conservada en el Museo Arqueológico Provincial, sus fundadores fueron siete varones que escogieron este bello enclave para retirarse a una vida de oración. 
 Posteriormente, ya en el siglo IX, el caballero Gemodus redescubre el lugar en una jornada de caza y se establece en él, siendo elegido abad por sus compañeros. Leyenda o realidad, el caso es que existe constancia de la existencia de Gemodus, tal como figura en el privilegio que Alfonso V concede a Rocas en 1007.   
 En los siglos posteriores, este monasterio, nunca demasiado rico ni muy habitado, pasó a depender del de Santo Estevo de Ribas de Sil y del de San Salvador de Celanova. 
 En 1923 fue declarado Monumento Histórico-Artístico.  
 La iglesia del monasterio, del siglo VI, es uno de los templos cristianos más antiguos que se conocen. Sus tres naves están excavadas en la roca. El techo de la nave central presenta una abertura por la que entra luz desde el exterior. Una pilastra hace las veces de altar. En la pared de la capilla de la izquierda, un reducido espacio de 5 x 3,40 m, se abre un hueco en el que se supone que estaba el sepulcro del caballero Gemodus.  En él se descubrió una pintura mural al fresco, datada entre 1175 y 1200, que muestra imágenes de los apóstoles y un mapamundi. También podemos ver unos sepulcros esculpidos en los que se representan figuras yacientes. En el suelo de la iglesia y el atrio está excavados en la roca numerosos sepulcros. 
 El recinto de la iglesia fue ampliado con una nueva nave de posterior construcción. 
 El campanario, obra de Gonzalo de Penalva en el siglo XV, está situado en la parte superior de una enorme formación rocosa de casi 20 m de altura que da nombre a este lugar. 
 Un arco sirve como acceso a un pequeño espacio, empleado hasta hace poco como cementerio parroquial. Es de forma cuadrangular y está cerrado por un muro.





viernes, 4 de noviembre de 2016

Monasterio de Santa Cristina (Paradas de Sil)

 

 Se desconoce la fecha exacta de su fundación, pero su existencia está documentada desde el siglo IX. En siglos posteriores se amplió con la iglesia. En el siglo XVI, época en la que fue incorporada al Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil como simple priorato, se construyó un nuevo claustro y un remate para la torre de la iglesia. La Desamortización de 1835 lo sumió en un tiempo de abandono. Como resultado del fin de las actividades monásticas, Santa Cristina al igual que Santo Estevo, pasaron a utilizarse como viviendas particulares e incluso como cuadras y pajares. 
 Este conjunto, situado en el hermoso entorno de un bosque de robles a orillas del Sil, se compone de monasterio e iglesia. El edificio original del monasterio, dispuesto en torno a un pequeño claustro, era de estilo románico, siguiendo las pautas estéticas de la orden benedictina. De aquella construcción hoy sólo se conservan dos alas. Se trata de una obra austera, parca en su ornamentación, pero de singular belleza por su armonización con los bosques y la orografía del entorno en la que se levanta. 
 La iglesia es románica y se comenzó a construir en el siglo XII. Durante el siglo XIII se introdujeron elementos góticos, fundamentalmente arcos. La planta es de cruz latina, dividida en cinco espacios. En su estructura se puede apreciar la elegancia y verticalidad propia de las construcciones de la Orden del Císter. La fachada destaca por su entrada bajo tres arcos, apoyados en pares de columnas de capiteles decorados. En la parte superior se inscribe un rosetón románico de amplias dimensiones. La alta torre, atalaya privilegiada sobre el curso del Sil, está rematada en forma de pirámide, algo poco usual.

(Lamentablemente a la hora que fui estaba cerrado y no pude grabar el interior)



jueves, 3 de noviembre de 2016

Castro de Litoria - Monasterio e Iglesia de Santo Estevo de Ribas do Sil

 
 Hoy inicio el recorrido por la Ribeira Sacra en “Os Penedos do Castro” o “Castro de Litoria", donde algunos sitúan los restos del castillo de Litoria, que perteneció al rey Leovigildo. Desde este lugar se puede observar el Mosteiro de Santo Estevo de Ribas de Sil un conjunto monasterial católico ya en desuso, ubicado en el municipio ourensano de Nogueira de Ramuín.
 Con un origen eremítico anterior al siglo X, la primera documentación escrita en el que se nombra el monasterio data del año 921, en la que el rey Ordoño II autorizó al abad Franquila a realizar la reconstrucción de las dependencias monacales concediéndole numerosas posesiones.
 Tras la reforma canónica de los Reyes Católicos y el Cardenal Cisneros, se incorporó en 1499 a la congregación de San Benito de Valladolid. En 1588 se convirtió en Colegio de Artes, condición que mantuvo hasta su exclaustración en1875.
 El monasterio consta de tres claustros: el claustro grande, “de la portería” o “dos Cabaleiros”, el claustro “de los Obispos” y el claustro pequeño o “do Viveiro”, conformados por los edificios monacales y la iglesia.
 A finales del siglo XIX pasó a manos particulares y en el año 2004 fue convertido en Parador de Turismo.
 En el escudo hay nueve mitras reflejando el hecho (no se sabe si es leyenda) de que entre los siglos X y XI fue el lugar de retiro de nueve obispos, lo que contribuyó a realzar su fama.
 La fachada principal de la iglesia, que forma ángulo recto con la entrada del monasterio, está enmarcada por dos torres prismáticas construidas a finales del siglo XVII y principios del XVIII. Dos grandes contrafuertes románicos flanquean la portada.
 En el interior destaca el retablo en piedra del siglo XII, representando a Jesucristo y los doce apóstoles, que fue hallado en uno de los muros del claustro grande, y la colección de retablos que amueblan el templo.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Por los cañones del Sil



 Las fuertes pendientes y los desniveles, la existencia de grandes masas de vegetación autóctona, y una intensa ocupación humana del espacio mediante terrazas, son elementos que confieren un gran atractivo al recorrido por los valles fluviales del Sil y del Miño. 
 Nos encontramos delante de los denominados “mares interiores de Galicia”. Los embalses de Belesar, Os Peares y Santo Estevo remansan las aguas de los ríos, permitiendo la navegación en los famosos “catamaranes”. A bordo de estas embarcaciones se puede apreciar el espectáculo único de los cañones desde su fondo, convirtiendo la navegación en un placer para los sentidos. Estos viajes por el embalse de Santo Estevo permiten apreciar la totalidad de los tramos espectaculares del cañón que el Sil fue excavando a lo largo de los ayuntamientos de Nogueira de Ramuín, Parada de Sil, A Teixeira (los tres en la parte de Ourense) y Sober (Lugo). Asimismo, se pueden apreciar los cortados rocosos y la exuberante vegetación que en muchos casos es propia del clima mediterráneo, como se comprueba por la presencia de encinas, difíciles de encontrar en Galicia. 
 El cañón del Sil es más angosto que el del Miño, con paredes verticales en muchos casos de una gran espectacularidad. 

martes, 1 de noviembre de 2016

Ribeira Sacra



 Durante los próximos días os invito a "realizar un viaje" por la Ribeira Sacra. Algunos de los vídeos, como este primero, pueden resultar excesivamente largos, pero creo que el lugar lo merece.
 A Ribeira Sacra comprende las tierras bañadas por los ríos Sil y Miño en la zona del interior de Galicia en la que se unen los dos ríos. En los últimos kilómetros antes de desembocar en el Miño, a la altura de la aldea de Os Peares, el Sil fluye en la frontera entre las provincias de Lugo y Ourense a lo largo de un profundo cañón, creando de este modo un paisaje impresionante y poco común, señal de identidad de este territorio.
 En estos parajes, en muchos puntos bucólicos, en otros agrestes, se establecieron en los comienzos del cristianismo monjes y eremitas para practicar la vida ascética. Estos asentamientos dieron lugar, con el paso del tiempo, a florecientes conventos que irradiaron arte, cultura y progreso material a toda Galicia. De ahí el nombre Ribeira Sacra, del que existe constancia escrita desde el siglo XII.
 El relieve de la Ribeira Sacra se compone de altiplanos y montes suavizados por la erosión, que dejan paso, de forma abrupta, al canal del Sil. El resultado es un cañón, formado hace millones de años, que en algunos puntos consigue una profundidad de 500 m. En las alturas del cañón abundan los miradores naturales colgados sobre el río, atalayas ideales para la contemplación de un paisaje de inusual belleza.
 La vegetación de la ribera se compone de robles, castaños, abedules y alisos, además de retamas, tojos y codesos. El paso de las estaciones transforma los colores de la tierra al ritmo que marca la naturaleza. Entre los cultivos destacan los viñedos, dispuestos en bancales, a veces acompañados de cipreses.