lunes, 17 de octubre de 2016

Castillo de Santa Bárbara (Alicante)


 El castillo de Santa Bárbara es uno de los símbolos de la ciudad de Alicante. 
 Situado en pleno centro, desde la playa del Postiguet se puede apreciar su perfil, conocido como la cara del moro. 
 Desde arriba podemos ver unas espectaculares vistas de toda la ciudad de Alicante, con el puerto en primer término. 
 Este castillo fortaleza ha tenido una rica historia desde que los musulmanes lo construyeron allá por el siglo IX. Ha sido testigo de muchas guerras y contiendas. Hasta que no se conquistaba el castillo, no se conquistaba la ciudad. 
 Ha tenido muchos usos y remodelaciones en su más de once siglos de historia, quedándose ahora delimitado en tres partes bien diferenciadas. La parte más nueva, con la construcción de dos rebelines, el "albacar dèn mig" y el de "dalt". 
 De su construcción islámica como alcazaba en el siglo IX prácticamente no queda nada debido a sus continuas remodelaciones a lo largo de la historia. 
 Cuando Alfonso X el Sabio recuperó la alcazaba en el siglo XIII y hasta casi el siglo XV fue una fortaleza cristiana. A partir del siglo XVI sufrió su más profunda transformación para pasar a ser una fortificación abaluartada, como la conocemos hoy. 

domingo, 16 de octubre de 2016

Isla de Tabarca (Alicante)

 

 La isla de Tabarca, de Nueva Tabarca o Plana, oficialmente Isla Plana o Nueva Tabarca, es una isla del mar Mediterráneo que se encuentra frente a la ciudad de Alicante, a once millas náuticas y cerca del cabo de Santa Pola. 
 En realidad más que de una isla, se trata de un pequeño archipiélago compuesto, aparte de Tabarca, por los islotes La Cantera, La Galera y la Nao. Posee una longitud aproximada de 1.800 metros y una anchura máxima de unos 400 metros. Se trata de la isla más grande de la Comunidad Valenciana y la única habitada. Administrativamente está considerada como partida rural de Alicante, y en ella se halla la ciudad de Tabarca. 
 Sus costas albergaron en el pasado un refugio de piratas berberiscos. En el siglo XVIII, Carlos III ordenó fortificarla y levantar en ella un pueblo en el que alojar a varias familias de pescadores de Génova que estaban cautivos en la ciudad tunecina de Tabarka. 
 En la isla sobresalen la Torre de San José, que se utilizó como prisión de estado a la muerte de Fernando VII. El faro, un proyecto que surgió en 1850 justificado por la poca altura de la isla que provocaba multitud de naufragios al no ser vista de noche. En 1854 se procedió a su encendido.  También destaca la iglesia de San Pedro y San Pablo, actualmente en proceso de restauración, de estilo barroco y aspecto fortificado. En 1769 ya existía en el lugar una pequeña capilla, que se amplió a iglesia y fue bendecida en 1770, aunque su construcción no finalizó hasta 1779.
 La totalidad de la isla fue declarada Conjunto Histórico-Artístico el 27 de agosto de 1964 con adscripción de materiales desde la época altoimperial hasta el siglo XIX. 
 Posee una reserva marina que constituye  un auténtico refugio tanto para la flora como para la fauna mediterránea. 

sábado, 15 de octubre de 2016

Fortaleza de Alcozaiba (Guadalest - Alicante)



 En lo alto de la población de Guadalest se encuentra ubicado el castillo o fortaleza de Alcozaiba que tiene su origen en el siglo XI, aunque los restos de la construcción que aún se conservan son del siglo XII. El castillo consta de dos partes, una es el cementerio y la otra se destinaba a la defensa de la ciudad.
 En primer lugar fue lugar de asentamiento de los musulmanes y después pasó a formar parte de la corona de Aragón. Precisamente a este periodo de la corona de Aragón, en la época de Pedro IV, corresponden la mayoría de los restos existentes. La mala conservación del castillo se debe a que fue abatido por dos terremotos. El de mayor intensidad en 1644, afectó gravemente la fortificación y las viviendas de la villa. Durante la Guerra de Sucesión volvería a sufrir graves desperfectos por la explosión de una mina. En la actualidad, sólo queda una torre que ha sido “restaurada” (?).
 La fortaleza fue construida en el siglo XI por los musulmanes, y se encuentra situada en el dominio de la antigua Casa Orduña.
 La estructura defensiva de la antigua Guadalest estaba compuesta por dos castillos, el de Alcozaiba y el castillo del San José, también de origen musulmán.


jueves, 13 de octubre de 2016

Guadalest (Alicante)



 Enclavado en el sector septentrional de la Marina Baixa, Guadalest consigue que el turismo de la Costa Blanca se vea atraído por la evocadora estampa de un pueblo que ha sabido mantener, a través del tiempo, los rasgos más típicos de las poblaciones del interior alicantino. 
 Situado en lo alto de un peñasco a 595 m. de altitud, sus casas encajadas en la roca dominan un extenso valle, enmarcado por las sierras de Xortà y Serrella al norte y la sierra Aitana al sur. 
 El municipio, declarado conjunto histórico-artístico en 1974, está dividido en dos barrios claramente diferenciados: el del castillo, colgado en lo alto de la peña y protegido por la antigua muralla, conserva todo su sabor medieval; y el del Arrabal, de creación posterior cuando la población aumentó trasladándose a las faldas de la montaña.  
 Al primero de ellos se accede por un túnel excavado en la misma roca que sirve de entrada a la población. Encaramado sobre la misma peña, destaca el campanario exento de la iglesia parroquial. A su lado, encontramos los restos de una antigua fortificación conocida como la Alcozaiba, construida por los antiguos pobladores para defender la villa. 
 En la zona más elevada del pueblo, se conservan los restos del castillo de San José que fue conquistado a los musulmanes por Jaime I y fortificado durante el reinado de Pedro IV. Los terremotos y la Guerra de Sucesión fueron los culpables de su destrucción, aunque en la actualidad quedan en pie varios lienzos de muralla, la cisterna y la torre del homenaje. (A él dedicaré mi próximo “post”)
 En el entorno de Guadalest, además de las sierras que lo rodean, destaca el embalse que recibe el agua del río Guadalest, afluente del Algar. Tiene una capacidad de 16 hm³ y una superficie de lámina de agua de 86 ha. 

 

miércoles, 12 de octubre de 2016

Museo "Volvo Ocean Race" (Alicante)

      
 Situado en pleno corazón de Alicante, en la zona "Volvo" del puerto, el Museo "Volvo Ocean Race" es un moderno espacio expositivo en el que el visitante encontrará un lugar interactivo donde conocerá de primera mano el mundo marítimo, conocerá a los navegantes más intrépidos y sentirá las maravillas que esconden los océanos. 
 Un recorrido por la historia de la regata y el mundo marino a través de una "museografía" de última generación. En definitiva, un museo único en el mundo que versa sobre el desafío náutico más exigente de nuestro tiempo, la regata considerada el Everest de la vela. 
 La "Volvo Ocean Race" se celebra cada tres años y en las tres últimas ediciones Alicante ha sido el puerto de salida y volverá a serlo en la edición 2017-18 y las dos siguientes. 
 Creada en 1973 como “Whitbread Round the World Race”, pasó a llamarse “Volvo Ocean Race” desde la edición 2001-02. 
 En el museo se puede conocer su historia, anécdotas y sus diferentes ediciones así como, de una manera interactiva, todos los aspectos técnicos de la regata y las partes y evolución de las embarcaciones. 
 Mediante juegos y recursos interactivos, se simula la vida a bordo de un “Volvo Open 70”, aunténtico "fórmula uno" del mar. También se pueden conocer los ecosistemas marinos y el peligro que la acción humana entraña para la supervivencia de esos hábitats. 
 El desafío extremo de esta regata ha convertido a muchos de sus tripulantes en héroes. Su capacidad de sacrificio y espíritu de superación, tras nueve meses de lucha, les ha catapultado al mundo de las leyendas.



martes, 11 de octubre de 2016

Museo de Música Étnica (Busot - Alicante)

 

 En pleno casco antiguo de Busot, se encuentra el Museo de Música Étnica. Una exquisita muestra de instrumentos sacados de todas las épocas, culturas y rincones del mundo pertenecientes a la colección del reconocido musicólogo Carlos Blanco Fadol, el mayor coleccionista de instrumentos étnicos del mundo. 
 El Museo de Música Étnica de Busot ofrece una intensa muestra temática de los instrumentos musicales más vivamente enraizados en la tradición humana de las distintas etnias de nuestro planeta. A través de las claves sobre sus orígenes, su clasificación temática de la colección por usos, costumbres y territorios, el museo aporta, no solo al visitante, sino también al estudioso la etnografía, la información necesaria para comprender mejor la evolución de esta manifestación ancestral; la música como visión del mundo; los instrumentos como formas de interpretar, conocer y dominar ese mismo mundo. 
 La colección de Carlos Blanco Fadol expuesta en estas salas supone el esfuerzo de continuado de cuatro décadas de investigación y recopilación de instrumentos musicales étnicos a través de 145 países distribuidos por los cinco continentes. 
 Una colección única de más de 4.000 piezas exclusivas, de las cuales este museo ofrece una significativa selección, agrupada en distintos frentes temáticos. Una visita obligatoria para los amantes de la cultura, donde podrán descubrir y escuchar los sonidos del mundo. 

lunes, 10 de octubre de 2016

Cuevas del Canelobre (Busot, Alicante)



 Las Cuevas del Canelobre, en Busot (Alicante), emplazadas a 700 metros de altitud en la ladera septentrional de la sierra Cabeçó D’Or (uno de los escasos relieves jurásicos del prebético en la provincia alicantina) son un magnífico ejemplo de cavidad kárstica.
 Esta cavidad se desarrolla en las calizas del jurásico superior, cuya edad es de 145 millones de años. Aunque poco se conoce de esta cavidad hasta prácticamente el siglo XIX, el descubrimiento de esta cueva ha sido atribuido a los árabes, allá por el siglo X.
 Dentro de las cuevas existe un espacio de más de 80.000 m2 al que se puede acceder por un túnel de 45 metros, en el que el agua y la roca han dado lugar a impresionantes formas como estalactitas, estalagmitas, columnas y medusas, entre muchas otras.
 Las Cuevas del Canelobre albergan en su interior una de las bóvedas más altas de toda España, con una altura de 70 metros, lo que parece la bóveda de una catedral. 
 Como elementos destacados podemos nombrar "La Sagrada Familia", un conjunto en el que destaca una columna rocosa de más de 25 metros de altura, y "El Canelobre" ("El Candelabro") que da nombre a las cuevas, una estalagmita en el centro de la sala que tiene una antigüedad de más de 100.000 años.
 La cuevas no se abrieron al público hasta pasada la mitad del siglo XX. Durante la Guerra Civil se utilizaron como taller de reparación de aviones por el ejército republicano, y fue en ese momento cuando se perforó el actual túnel de acceso a la cavidad, así como varias plataformas en su interior.