domingo, 4 de septiembre de 2016

Librería "Lelho & Irmâo" (Oporto)

      
 Desde 1906 la librería Lello fue el hogar de hombres de letras y las artes, inspiración de escritores famosos, escenario de tertulias y exposiciones y preciada biblioteca para muchos lectores. 
 Hoy, recibe a diario miles de visitantes de todo el mundo que no pierden la oportunidad de entrar en este magnífico edificio gótico de principios del siglo XX.  
 La historia de la librería es también la historia de los hemanos José y Antonio Lello que en 1906 abrieron el local al público. 
 José, hombre de cultura, amante de los libros y de la música, cumplió su sueño de ser librero con la apertura de una primera librería y editora en 1881, con su cuñado; después de la muerte de este, José Lello constituyó la sociedad “José Pinto de Sousa Lello & Irmâo” con su hermano Antonio, estableciéndose en la Rua Almada. 
  En 1894 compraron al editor francés Ernesto Chardron, la librería “Chardron” con todo su contenido, en la Rua das Carmelitas. 
 Bajo la dirección del ingeniero Francisco Xavier Esteves, realizaron una ambiciosa remodelación y ampliación del edificio inaugurando en 1906 el espacio que hoy conocemos, una de las librerías más emblemáticas del mundo de obligada visita para todos los que acuden a la ciudad. 

jueves, 1 de septiembre de 2016

Oporto (Un icono histórico de Portugal)

      
 Esta ciudad, situada al norte de Portugal junto a la desembocadura del río Duero, es un lugar muy especial; tal vez sea ese aire de decadencia que la invade o la vida que se respira en ella. Tal vez sean sus elegantes barrios y villas señoriales en contrapunto con las estrechas calles y viejos callejones que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad. 
 Oporto es una ciudad para recorrerla andando disfrutando al máximo de sus estrechas callecitas cargadas de historia y nostalgia, para lo que debes estar dispuesto a subir sus pronunciadas, continuas e interminables cuestas. 
 Un paseo al anochecer junto a la ribera del río Duero, la sensación que produce entrar en el Mercado do Bolhao, en la librería “Lello & Irmao” en el “Majestic Café” o catar sus dulces vinos, son algunas de las cosas que no se pueden dejar de hacer en Oporto. 
 Algunos de sus monumentos más importantes son el Palacio de la Bolsa, la Catedral, la Iglesia y Torre de los Clérigos, la Iglesia de los Carmelitas, el Palacio Episcopal, el Ayuntamiento y sus puentes sobre el Duero. 

(El vídeo puede resultar excesivamente largo, pero no pude o simplemente no supe, hacerlo más corto.)