jueves, 31 de marzo de 2016

"Algunas amistades son eternas" (Pablo Neruda)



 Pablo Neruda era un hombre que creía firmemente en la amistad y así lo demostró en su extensa obra literaria donde incluyó decenas de poemas dedicados a sus amigos y a la amistad en general.
 Esta es una hermosa poesía en la que el habla de esas amistades especiales, que llegan a tu vida solo para mejorarla, para hacerte feliz, para ayudarte y hacerte a ti mismo una persona mejor. Son esas amistades que, como dice Neruda, son eternas.


martes, 15 de marzo de 2016

Ponte Maceira (Negreira - A Coruña)


 Ponte Maceira es un lugar que esconde historia, arte, naturaleza, y mucho más. Este hermoso enclave, cruzado por el río Tambre, se encuentra entre los concellos de Negreira y Ames.
 Además de la belleza del río Tambre nos encontramos ante un conjunto histórico-artístico de gran relevancia. En primer lugar veremos el gran puente de piedra o también llamado a "Ponte Vella" que, según cuentan, tiene orígenes romanos. 

 Sobre los antiguos pilares fue construído otro puente entre los siglos XIII-XIV por petición de la Mitra Compostelana. Siglos después, en el XVIII, fue nuevamente reformado. 
 Consta de cinco arcos de sillería y otros dos de pequeño tamaño siendo ojival la bóveda del arco central. El ancho de la vía tiene casi tres metros. 
 Varias leyendas van unidas a este viejo puente, como la que cuenta que, escapando de los romanos los discípulos del Apóstol, para encontrar un lugar donde enterrar al propio Apóstol, cruzaron el puente y al pasar sus perseguidores sobre él, este se vino abajo, gracias según la leyenda a la intervención divina. 
 También conocida fue la batalla en el siglo XIII, entre las tropas de Diego Xelmírez, el arzobispo de Compostela, y los hombres de Pedro Froilaz de Trava y sus hijos Fernando y Bermudo.
 Otro lugar interesante en Ponte Maceira es el pazo situado a orillas del río. Recibe el nombre de Pazo de Baladrón. Su antiguedad es de poco más de medio siglo, ya que fue construído entre los años 1945 y 1955. En su interior destacan sus palomares y sus hórreos. 

 Justo en la esquina del puente se encuentra la pequeña capilla de San Brais o San Blas construída en el siglo XVIII, que en otros tiempos fue la capilla de la Virgen del Carmen. En el siglo pasado se construyó un ábside semicircular neorrománico. 

(Fuente: galiciamáxica)

sábado, 12 de marzo de 2016

"Sanatorio de Cesuras"



 Diseñado por Rafael Antonio González Villar, el Sanatorio de Cesuras se trata de un edificio inacabado de estilo modernista o "Art Noveau", proyectado entre los años 1922 y 1924 por la Junta Provincial Antituberculosa de A Coruña. 
 El lugar elegido para construirlo fue el paraje conocido como O´Paraxón, el cual se encuentra a bastante altitud, lo que garantizaba la pureza del aire y era una fuente constante de sol, dos factores muy importantes en el tratamiento de esta enfermedad. Su proximidad a la ciudad de A Coruña fue otro de los factores determinantes.
 El lugar está enclavado en el llamado "Parque del Sanatorio", ubicado en una finca muy frondosa con muchas variedades arbóreas destacando altos pinos y eucaliptos.
 Previsto como sanatorio tuberculoso, se emplazó en este lugar por su altitud y clima sano, aunque no se terminó la obra que se paralizó en el año 1931 no llegando a ser utilizada nunca para la función sanitaria.
 En 1927 con la asistencia del Obispo de Santiago, Lago González y de diversas familias ilustres de la provincia, se colocó la primera piedra de una obra que iba ser costeada con las donaciones del estado, de varios núcleos gallegos de América y con los ingresos de las Fiestas de la Flor de A Coruña. 

 En el proyecto, el arquitecto Rafael Antonio González Villar planificó un edificio con un cuerpo central que debería albergar los servicios generales y las salas de uso común, y dos cuerpos laterales, uno para los hombres y otro para las mujeres.
 En 1931 las obras quedaron paralizadas y con el inicio de la guerra en 1936, su construcción se dió por abandonada a pesar de los intentos de las autoridades locales para rematarlas.  
 El edificio pasó de ser propiedad de la Sociedad Antituberculosa al Estado, posteriormente en 1973, la titularidad pasó al ayuntamiento del pueblo, que la mantiene hasta el día de hoy.

(Fuente: “Gentes del C.H.U.A.C.”)