domingo, 30 de agosto de 2015

A Coruña (Desde el Monte de San Pedro)



 En las costas de A Coruña, ciudad abierta al Atlántico, recalaron celtas, fenicios y romanos. Estos últimos construyeron en el siglo II la Torre de Hércules, único faro romano en funcionamiento del mundo, actualmente monumento Patrimonio de la Humanidad y orgullo de la ciudad.
 En el siglo IX sufre los ataques de los piratas normandos. 
 Durante la Edad Media el núcleo de población se asienta en la Ciudad Vieja. 
 En 1446, recibe el título de ciudad de manos de Alfonso IX con el nombre de Crunia y se le conceden fueros y privilegios reales.
 Un año después de recalar en el puerto coruñés la Armada Invencible, el pirata Drake al servicio de la reina Isabel de Inglaterra atacó la ciudad, que fue defendida valerosamente por el pueblo coruñés con la heroína coruñesa María Pita al frente. 
 Durante la Invasión Francesa, A Coruña fue la única ciudad que opuso resistencia. De aquellas batallas destaca la Batalla de Elviña, el 16 de Enero de 1809, en la que murió el General Sir John Moore en defensa de la ciudad. Sus restos descansan en el Jardín de San Carlos.
 Los siglos XVII y XVIII estuvieron marcados por la actividad comercial con América y otros puertos españoles y europeos.
 Durante el siglo XIX se produce un gran desarrollo económico, cultural y urbanístico: las galerías de la Marina, los edificios modernistas, el Kiosco Alfonso… para en el siglo XX convertirse en una ciudad volcada con la cultura, el progreso y el futuro.
 En los últimos años se produce un importante desarrollo económico, urbanístico y cultural... construcción del Paseo Marítimo, jardines, museos, el Palacio de Congresos, Palacio de la Ópera, la feria de muestras y actividades multiculturales ExpoCoruña, el muelle de transatlánticos en pleno centro de la ciudad… que han hecho de A Coruña una ciudad cosmopolita y de progreso.
 El mar, siempre protagonista de la ciudad de A Coruña, es lo primero que sorprende al visitante, bien sea por tierra, por mar y especialmente por aire. Las vistas de la ría impactan por su gran belleza, pero todavía queda mucho por descubrir.

(Fuente: Turismo Coruña)
 

domingo, 16 de agosto de 2015

Vehículos Clásicos e Históricos (XXVI Rally "Teresa Herrera")



 Organizado por el “Coruña Veteran Car”, se celebró en A Coruña la XXVI edición del rally “Teresa Herrera” de vehículos clásicos e históricos.
 El “Coruña Veteran Car” es un club de automóviles históricos fundado en la ciudad de A Coruña en el año 1999, con el ánimo de aglutinar a los amantes del vehículo clásico.

 El principal evento que organiza el “CVC” es el tradicional Rally “Teresa Herrera” de automóviles históricos con más de 25 ediciones, siendo la de este año 2015 la XXVI edición ininterrumpida.
 Conjuntamente con la organización de este Rally se realizaron otras actividades alternativas, con el fin de animar a la conservación y a la divulgación de los automóviles clásicos. Entre ellas, cabe destacar las concentraciones y distintas salidas a enclaves turísticos de la comunidad gallega, a través de salidas de fin de semana a pazos y balnearios, excursiones campestres a enclaves naturales y comidas en restaurantes donde degustar los tradicionales manjares gallegos.
 En estos pocos años de existencia, aunque muchos de afición, ha ido creciendo la masa social de manera espectacular. Con las actividades que en el futuro propongan, esperan obtener una mayor participación en las mismas y al mismo tiempo, seguir abriendo las puertas a otros aficionados del mundo del motor clásico.

 

lunes, 3 de agosto de 2015

San Esteban de la Sierra (Salamanca)



  San Esteban de la Sierra es un pueblo situado en la cálida ladera de la salmantina Sierra de Francia, donde los visitantes quedan maravillados por sus paisajes, su riqueza natural y cultural y la amabilidad de sus gentes.
 Tal como reza en el libro de los lugares y aldeas del Obispado de Salamanca (1604-1629), "desde aquí comienzan los lugares de la Sierra", una sierra original de la que San Esteban ocupa el comienzo de la gran hondonada excavada por el río Alagón en su fluir hacia el Tajo. 
 Es el sur de la provincia salmantina, donde los dilatados espacios de las campiñas y las penillanuras irrumpen en la permanente discontinuidad geográfica que es la Sierra de Francia.
 El rojo de los tejados y el blanco y ocre de las fachadas destacan entre los verdes del paisaje circundante.
 Avistado a distancia se contempla un apiñado y romboidal caserío que se expande en cuesta desde los vértices inferiores de La Iglesia y La Roza-Santía hasta los vértices superiores de Las Escuelas y La Ermita.  

 Pocas edificaciones quedan fuera del marco trazado.