jueves, 16 de enero de 2014

"Adiós"



 Después de 477 días, de 394 vídeos publicados y a punto de alcanzar las 23.500 visitas, llegó el momento de abandonar, con pena y emoción, “La bitácora digital de Jorge Mariñas”. 
 Decía Tenessee Williams: “Siempre hay un tiempo para marchar aunque no haya sitio a donde ir”.
 No existe una despedida definitiva, uno nunca sabe que es lo que puede suceder en el futuro, por lo que, tampoco puedo asegurar si es un abandono irreversible, (esa es mi intención), o si lo retomaré con el paso del tiempo.
 Tal vez me excedí, peleándome conmigo mismo, por publicar un vídeo casi a diario. Quizás me sobrevaloré al pensar que era capaz de estar todos los días pendiente de “la bitácora”, sin embargo, llegué a un punto en el que, por momentos, me siento superado y lo que, en un principio era un entretenimiento, llegó a convertirse en una obligación, incluso en un sacrificio, algo que está muy lejos del objetivo inicial de compartir públicamente una afición que me sigue entusiasmando y que no abandonaré, aunque de una forma más relajada, sin la preocupación de si tengo o no algún vídeo inédito para publicar o de agobiarme pensando que llevo mucho tiempo sin poner nada.
 El despedirme del “blog” no significa que no continúe con mis grabaciones que, a partir de ahora, compartiré directamente en mi página de “Facebook”, aunque no será de una forma tan habitual como hacía en “La bitácora digital de Jorge Mariñas”.
 Me despido con una publicación, que titulé “Adiós”, en el que se pueden contemplar imágenes de algunos de los 394 vídeos que puse en el “blog” a lo largo de todo este tiempo.
 A pesar del título, nunca digo adiós a nadie, nunca dejo que las personas más cercanas a mí se vayan. Me las llevo conmigo a donde vaya.
 ¡¡¡Gracias!!!


 P.D.: El “blog” seguirá abierto, por lo que se podrá acceder a él en cualquier momento a pesar de que no haya nuevas historias.



miércoles, 15 de enero de 2014

"Estalagem da Boega"



 Finalizo la serie de vídeos de mi estacia en Portugal con el lugar, que muchos ya conoceréis, en donde pasé el fin de año, “Estalagem da Boega”, en Gondarém, Vila Nova de Cerveira, justo al otro lado de la “raia” que está delimitada por el río Miño.
 La Boega ofrece vistas a los jardines franceses de una casa señorial del siglo XVII, decorada con estatuas y pinturas de época. El hotel se encuentra en un lugar elevado y ofrece vistas al río Miño y a los campos que rodean a Vila Nova de Cerveira. 

 

martes, 14 de enero de 2014

Casa da Loureira - Faro Montedor - Santa Luzia



 Hoy continúo con mi breve viaje a Portugal con un vídeo en el que podemos ver otros tres lugares que visité: la “Casa da Loureira”, en Vila Nova de Cerveira; el faro de Montedor, en Paço-Montedor y la basílica de Santa Luzía, en Viana do Castelo.
 

 La "Casa da Loureira" en Vila Nova de Cerveira, es propiedad de una familia de antigua nobleza y de buen linaje, que aún vive allí. La fachada barroca es el resultado de las obras del siglo XVIII.
 

 El “Faro Montedor” es el más septentrional  de los faros portugueses, a una veintena de kilómetros al sur de la frontera hispano-portuguesa en la desembocadura del río Miño. Pocos faros han tenido tantos problemas para empezar a funcionar. La primera orden para edificarlo fue del Marqués de Pombal en el año 1758. A pesar de su necesidad, otras 3 veces más el intento de levantar allí un faro cayó en saco roto: en 1826, en 1872 y por último en 1882. Todavía tendrían que pasar 28 años más hasta que el 20 de marzo de 1910 el faro emitió su primer destello con la vieja óptica del faro del cabo de San Vicente. A su sistema de iluminación se le tapó uno de los 3 paneles para que diese 2 destellos en lugar de 3 para que no pudiera ser confundido con dos faros cercanos: el español de Cabo Silleiro y el luso de Leça da Palmeira.
 El faro mide 27 metros de altura y es uno de los que miran el mar desde más lejos: más de 500 metros en línea recta entre él y el océano.

 La basílica de “Santa Luzia” fue construida a principios del siglo XX siguiendo el modelo francés de la “Sacre Coeur”, combinando elementos neo-románicos, neo-bizantinos y neo-góticos. La diseñó Miguel Ventura Terra, y fue consagrada por el arzobispo de Braga en 1959.
 Lo más destacable es su monumental escalinata, los tres enormes rosetones realizados por Ricardo Leone de Lisboa, y la cúpula decorada interiormente con frescos que representan el "vía crucis" y la ascensión de Cristo, a la que se puede subir por medio de un ascensor interior y contemplar la excelente panorámica.
 El altar mayor está realizado en mármol blanco, y presidido por el Sagrado Corazón de Jesús, obra de Aleixo de Queiroz. En el lateral derecho se encuentra la capilla de Santa Luzía y en el izquierdo la capilla de Nuestra Señora del Rosario. 

 El carrillón del templo está compuesto por un espectacular conjunto de 26 campanas.


lunes, 13 de enero de 2014

Vila Praia de Âncora



 Después de una temporada desaparecido, tras la publicación del vídeo del pueblo portugués de Marinhas, reanudo mi recorrido por tierras lusas con las imágenes que grabé en los diferentes lugares que pude visitar en mi corta estancia en Portugal para pasar el fin de año.
 Entre Caminha y Viana do Castelo se encuentra Vila Praia de Âncora, una freguesía portuguesa perteneciente al Concello de Caminha, que está situada frente el océano Atlántico muy próxima a la desembocadura del río Miño. El nombre de la villa tiene su origen en su playa, una de las más conocidas del norte miñoto.
 Vila Praia de Âncora, es un pueblo de pescadores y a la vez veraniego, puesto que en esa época se llena de turistas.
 En mi corto recorrido tuve la oportunidad de contemplar el “Fuerte da Lagarteira” frente al oceáno Atlántico; el monte Calvario, en donde hay un mirador desde el que podemos observar unas excelentes vistas del pueblo y del océano. También visité el dólmen de Barrosa, de finales del tercer milenio a.C., considerado el mayor monumento megalítico del Valle de Âncora
.

viernes, 3 de enero de 2014

Marinhas



 Hace relativamente poco tiempo, tendría yo 15 o 16 años, hice una excursión con el colegio a Portugal y siempre recordé algo que me llamó especialmente la atención, a través de la ventanilla del autobús, ví una señal que indicaba una desviación hacia una ciudad, villa, pueblo, aldea, parroquia o lugar, con el nombre de Marinhas, (pronunciado Mariñas). Desde entonces, tuve la lógica curiosidad de conocerlo, pero a lo largo de estos años, por un motivo u otro, nunca me acerqué hasta allí.
 El pasado día 31 de diciembre, aprovechando que pasé en Portugal el fin de año, por fin me decidí y fuí a conocer Marinhas, situado en el distrito de Viana do Castelo, concello de Caminha y parroquia de Vilar de Mouros.
 Dada la proximidad con el lugar en donde me encontraba, era una excelente oportunidad para realizar esa visita pendiente, hacer una grabación de lo que me resultase más interesante (si había algo) y darlo a conocer en “La bitácora digital de Jorge Mariñas”. 

 Aunque la meteorología no me facilitó en absoluto mi labor, caían "mantas" de agua, en el vídeo podéis ver lo que me pareció más atractivo o, simplemente, me resultó más llamativo.
 Una vez creí solventada mi vieja curiosidad, esta no hizo más que reproducirse. Al buscar datos sobre Marinhas, descubrí que existe otro lugar con el mismo nombre, una parroquia en el concello de Esposende, que prometo visitar lo antes posible.