miércoles, 30 de octubre de 2013

Poema a los amigos


 Hoy mi vídeo no puede ser otro que uno dedicado a todos mis amigos, a los que me felicitaron y a los que por un motivo u otro, seguro que justificado, no pudieron hacerlo.
 Con el “Poema a los amigos” de Jorge Luis Borges, quiero daros las gracias a todos y pensar que, (lo siento por quien cree que recurro en exceso a Mario Benedetti). 

                                     “Fueron jóvenes los viejos
                                     pero la vida se ha ido
                                     desgranando en el espejo

                                     y serán viejos los jóvenes
                                     pero no lo divulguemos
                                     que hasta las paredes oyen”.

 

martes, 29 de octubre de 2013

Georges Brassens

 
  Últimamente el “blog” parece un obituario pero no puedo dejar de recordar a personajes, como hoy a Georges Brassens que murió el 29 de octubre de 1981, a los 60 años, en Saint-Gély-du-Fesc, Montpellier, Hérault, a consecuencia de un cáncer intestinal.
 Influyente cantautor francés, se le considera el padre de la canción de autor francesa y por extensión de la europea. De adolescente le fascinaba el jazz estadounidense y las canciones del cantautor francés Charles Trenet. En 1940 se instala en París, trabajando en un taller mecánico de Renault.


El homenaje de Gabriel García Márquez a Georges Brassens

 Hace algunos años, en el curso de una discusón literaria, alguien preguntó cual era el mejor poeta actual de Francia, y yo contesté sin vaciliación: Georges Brassens. No todos los que estaban allí habían oído antes ese nombre - unos por demasiado viejos y otros por demasiado jóvenes -, y algunos que menos preciaban porque era autor de discos y no de libros dieron por hecho que yo lo decía por desconcertar. Sólo mis compañeros de generación, los que gozaron y padecieron a París en los años ingratos de la guerra de Argelia, sabían no sólo que yo hablaba en serio, sino que además tenía razón. Para ellos, más que para el resto del mundo, Georges Brassens ha muerto la semana pasada a los sesenta años, frente al voluble mar de Sète que tanto amaba, y donde tenía su casa llena de flores y de gatos que se paseaban sin romperse entre la vida real y sus canciones. Sólo que no murió en ella; su discreción legendaria era tan cierta, que se fue a morir en la casa de un amigo para que nadie lo supiera. Y la mala noticia no se conoció hasta 72 horas después por una llamada anónima, cuando ya un reducido grupo de parientes y amigos íntimos lo habían enterrado en el cementerio local. No podía ser de otro modo: para un hombre como él, la muerte era el acto personal más secreto de la vida privada.
 Así fue siempre.   
 Había nacido en 1921, en la casa de pobres de un albañil que deseaba para su hijo el mismo oficio. Como todos los niños con vocación vital, el pequeño Georges detestaba la escuela por lo que ésta tenía de cuartel. Una maestra desesperada acabó de rematarlo: lo encerró con llave en un ropero durante varias horas, y cuando por fin lo liberaron habían germinado en su corazón, para siempre, las semillas de la anarquía. Su odio a la autoridad y a toda norma establecida fueron el sustento de sus canciones más hermosas. Para él no había más luz en aquellas tinieblas que la independencia personal y el amor. Una vez cantó: "Morir por las ideas, de acuerdo; pero de muerte lenta". El Partido Comunista francés puso el grito en el cielo en nombre de tantos compatriotas muertos de muerte rápida durante la resistencia. 

 En realidad, Georges Brassens carecía por completo de instinto gregario. Llevaba una vida tan reservada, que todo lo que tenía que ver con él andaba confundido con la leyenda, y uno se preguntaba a veces si de veras existía. Aun en su época de mayor esplendor, hacia la mitad de los años cincuenta, era un hombre invisible.  Nadie sabe cómo lo convenció René Clair de que actuara en una película, y él lo hizo muy mal, abrumado por la vergüenza de ser el centro de la atención; pero en cambio cantó una ristra de canciones originales que se quedaban resonando en el corazón. El tiempo - decía en una de ellas - era un bárbaro de la misma calaña de Atila, y por donde su caballo pasaba no volvía a crecer jamás el amor.
Fuerza lírica


Lo vi en persona una sola vez cuando su primera presentación en el Olympia, y ese es uno de mis recuerdos irremediables. Apareció por entre las bambalinas como si no fuera la estrella de la noche, sino un tramoyista extraviado, con sus enormes bigotes de turco, su pelo albororado y unos zapatos deplorables, como los que usaba su padre para pegar ladrillos. Era un oso tierno, con los ojos más tristes que he visto nunca y un instinto poético que no se detenía ante nada. "Lo único que no me gustan son sus malas palabras", decía su madre. En realidad, era capaz de decir todo y mucho más de lo que era permisible, pero lo decía con una fuerza lírica que arrastraba cualquier cosa hasta la otra orilla del bien y del mal. Aquella noche inolvidable en el Olympia cantó como nunca, agonizando por su miedo congénito al espectáculo público, y era imposible saber si llorábamos por la belleza de sus canciones o por la compasión que nos suscitaba la soledad de aquel hombre hecho para otros mundos y otro tiempo. Era como estar oyendo a François Villon en persona, o a un Rabelais desamparado y feroz. Nunca más tuve oportunidad de verlo, y aun amigos más cercanos lo perdían de vista. Poco antes de morir, alguien le preguntó que estaba haciendo durante las jornadas de mayo de 1968, y él contestó: "Tenía cólico nefrítico". La respuesta se interpretó como una irreverencia más de las tantas que soltó en la vida. Pero ahora se sabe que era cierto. Sin que casi nadie lo supiera, había empezado a morirse en silencio desde hace más de veinte años.
En 1955, cuando era imposible vivir sin las canciones de Brassens, París era distinto. Los parques públicos se llenaban por las tardes de ancianos solitarios, los más viejos del mundo; pero las parejas de enamorados eran dueñas de la ciudad. Se besaban en todas partes con besos interminables, en los cafés y en los trenes subterráneos, en el cine y en plena calle, y hasta paraban el tránsito para seguirse besando. como si tuvieran conciencia de que la vida no les iba a alcanzar para tanto amor. 
El existencialismo había quedado atrás; sepultado en las cuevas para turistas de Saint-Germain-des-Prés, y lo único que quedaba de él era lo mejor que tenía: las ansias irreprimibles de vivir. 
Una noche, a la salida de un cine, una patrulla de policías me atropelló en la calle, me escupieron la cara y me metieron a golpes dentro de una camioneta blindada. Estaba llena de argelinos taciturnos, recogidos a golpes y también escupidos en los cafetines del barrio. También ellos, como los agentes que nos habían arrestado, creyeron que yo era argelino. De modo que pasamos la noche juntos,embutidos como sardinas en una jaula de la comisaría más cercana, mientras los policías, en mangas de camisa, hablaban de sus hijos y comían barras de pan ensopadas en vino. Los argelinos y yo, para amargarles la fiesta, estuvimos toda la noche en vela, cantando las canciones de Brassens contra los desmanes y la imbecilidad de la fuerza pública.
Ya para entonces, Georges Brassens había hecho su testamento cantado, que es uno de sus poemas más hermosos.
Lo aprendí de memoria sin saber lo que significaban las palabras, y a medida que pasaba el tiempo y aprendía el francés iba descifrando poco a poco su sentido y su belleza, con el mismo asombro con que hubiera ido descubriendo, una tras otra, las estrellas del universo. Ahora, transcurridos veinticinco años, ya nadie se besa en las calles de París, y uno se pregunta asustado qué fue de tantos que se amaban tanto y que ahora no se ven en el mundo. Georges Brassens ha muerto, y alguien tendrá que poner en la puerta de su casa, como él lo pedía en su testamento, un letrero simple: 
"Cerrado por causa de entierro".


lunes, 28 de octubre de 2013

Rafael Alberti



 Después de una semana sin publicar nada en el “blog”, hoy vuelvo para recordar y homenajear a Rafael Alberti en el 14º aniversario de su fallecimiento y quiero hacerlo recordando lo que dijeron de él algunas figuras del mundo de las letras. 

“Tenía la poesía metida en el alma. Ha sido uno de los grandes poetas españoles, no sólo por la calidad literaria de su obra sino por la capacidad que demostró para llegar al pueblo, a los lectores.” 
(Mario Benedetti) 

“Su poética está impulsada por el recuerdo y la nostalgia del mar que le dio libertad, claridad y sobre todo esa capacidad de ver siempre la luz en medio de lo oscuro. Queda el recuerdo del hombre que marchó al exilio con el puño cerrado y volvió con la mano abierta. Su poesía pasó a través de tiempos turbulentos de España, pero siempre al fondo de lo oscuro, de lo tenebroso, de lo difícil, lo duro y lo negativo supo ver la esperanza, admirar la claridad por medio de las tinieblas.” 
(Víctor García de la Concha, Director del Instituto Cervantes). 

 “A los lectores de los años 40 a los 70 nos hizo un regalo maravilloso, nos enseñó que, a pesar de vivir en un tiempo oscuro, la palabra poética estaba llena de fulgor; además, nos enseñó que la alegría era una obligación democrática. Poseía una alegría profunda, casi beligerante, aunque también tenía una tristeza civil, capaz de convertirse en indignación. Tenía los pies asentados en el suelo y en el subsuelo de la tradición.” 
(Félix Grande). 

 "Rafael Alberti supo aunar las dos líneas vertebrales de la poesía del siglo XX: el riesgo y la rebeldía de las vanguardias y el entronque con la inspiración clásica, popular y tradicional". 
(Fernando Rodríguez Lafuente, ex-Director del Instituto Cervantes).


martes, 22 de octubre de 2013

Pau Casals



 Hoy, 22 de octubre, se cumplen 40 años de la muerte de Pau Casals considerado mayoritariamente como el mejor  violonchelista del mundo del siglo XX y también reconocido internacionalmente como uno de los mejores directores de orquesta de su tiempo.
 Nacido en El Vendrell el 29 de diciembre de 1876, mostró ya desde la infancia una gran sensibilidad para la música. Su padre, también músico, le transmitió los primeros conocimientos musicales, que Pau Casals amplió con estudios en Barcelona y Madrid. Con sólo veintitrés años, inició su trayectoria profesional y actuó en los mejores auditorios del mundo. Como intérprete, aportó cambios innovadores en la ejecución del violonchelo, introduciendo nuevas posibilidades técnicas y expresivas en este campo. Como director, buscaba también la profundidad expresiva, la esencia musical que él alcanzaba con el violonchelo. Además, Pau Casals ejerció de profesor y fue un gran compositor, entre cuyas obras destaca el oratorio “El Pesebre”, que se convirtió en un verdadero canto a la paz.
 El desenlace de la Guerra Civil Española lo obligó a marchar al exilio y a residir, primero, en Prada de Conflent (Francia) y, después, en San Juan de Puerto Rico.
 Paralelamente a su extraordinaria carrera como músico, Pau Casals mantuvo siempre una incansable dedicación a la defensa de la paz y de la libertad. Sus numerosos conciertos benéficos, su implicación en acciones humanitarias y sus diversas intervenciones en las Naciones Unidas lo caracterizaron como un hombre de paz.
 Pau Casals murió en 1973 a los noventa y seis años en San Juan de Puerto Rico. En la actualidad, sus restos descansan en el cementerio de El Vendrell.

domingo, 20 de octubre de 2013

Lo que ve un astronauta



 Hoy vamos a dar un paseo por el espacio, realmente espectacular, contemplando algunas de las imágenes más impresionantes de la Tierra 
 El Dr. Justin Wilkinson, del equipo de astronautas de la NASA, narra en este video lo que los astronautas ven desde su puesto de trabajo y que piensan cuando nos miran a los que estamos aquí abajo. 
 El video inicia su recorrido en las costas de Namibia, una de las vistas más hermosas que -en opinión de los astronautas- se puede contemplar desde el espacio. Las dunas rojas del desierto contrastan con el azul del mar y el blanco de las nubes. 
 La costa de Madagascar, el sur de Italia, Sicilia o la cuenca del Amazonas son otros de los lugares que podemos contemplar en éste extraordinario documental.
 Durante siete espectaculares minutos este video nos muestra imágenes impresionantes, serenas y magníficas de nuestro hogar, la Tierra. 

sábado, 19 de octubre de 2013

"Pulgada a pulgada"



 Todos los deportivistas sabemos que, éstos dias, el club está jugando algo más que una competición deportiva. Está en juego su futuro, su viabilidad, el ser o no ser, el evitar poner fin a 107 años de historia. 
 Ya son varios los socios que manifestaron su intención de presentar su candidatura a ocupar la presidencia, algunos ya lo hicieron de una forma oficial y otros están esperando, tal vez, a algún movimiento que les anime a dar el paso o, por el contrario, a retirarse. No voy a pronunciarme ni a favor ni en contra de ninguno de ellos, pero en ninguna faceta de la vida es bueno que alguien se perpetúe en un cargo. (¡Vaya ya me he pronunciado!). Uno acaba por creerse y comportarse como el dueño del cortijo, de un imperio personal y sin límites.  
 Evidentemente las posibilidades de subsistencia, el futuro, no será el mismo si el equipo está en primera o en segunda y aunque es exagerado afirmar, como se dice en el vídeo, que el partido de esta jornada, ante el Zaragoza, es la última oportunidad si que es muy importante ganarlo para seguir en los puestos altos de la clasificación, mantener la ilusión de una afición ejemplar y para romper esa especie de maldición que parece perseguir al equipo en Riazor.    
 Pulgada a pulgada, ¡¡¡Forza Depor!!!.

jueves, 17 de octubre de 2013

San Nicolás (A Coruña)



 La Iglesia de San Nicolás, de origen medieval, fué destruida en 1589 durante el asedio inglés.
 A mediados del siglo XVIII sufrió una reedificación absoluta con estilo barroco gallego (conservando su planta de cruz latina). La actual fachada, según las referencias más o menos fiables que existen, parecen haber sido edificadas alrededor de 1765, cuando se pagan mas de mil reales para construir la puerta central de la iglesia y componer el muro del atrio y las escaleras del coro -entre otras tareas. El mayor desarrollo decorativo se produce sobre las puertas laterales del presbiterio (1704-1867).
 Lo más notable de su arquitectura es la ornamentación interior.
 De una sola nave, con capillas laterales, contiene el camarín dónde se venera a la Virgen de los Dolores y aquí reposan los restos de la gran benefactora coruñesa Teresa Herrera.


miércoles, 16 de octubre de 2013

Alvedro-La Coruña (1949)



 El vídeo de hoy es continuación del que publiqué ayer. Dada la larga duración de la película, decidí dividirla en dos capítulos. Éste se desarrolla en su totalidad en el mes de abril de 1949 entre Alvedro y La Coruña.
 Mi sentimiento al ver éstas películas, que ya expliqué en más de una ocasión, queda perfectamente definido en una frase de mi admirado Mario Benedetti: “Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza”. 

       

martes, 15 de octubre de 2013

La Coruña (1948-1949)



 Hoy regreso nuevamente al pasado recuperando otra de las películas grabadas por mi padre, en éste caso de los años 40, en la que los protagonistas son mis tres hermanos mayores Quico, Luis y Carlos, junto a mis padres.
 Posiblemente a la mayor parte de los que entráis a ver “La bitácora” éstos vídeos no os digan nada especial, al margen del asombro o la admiración que pueda originar la buena conservarción de unas imágenes domésticas grabadas hace más de 60 años.
 Como explicaba en mi último vídeo, con el que celebraba las 20.000 visitas al “blog”, el principal motivo por el que lo creé es, precisamente, para que todas éstas películas viesen la luz y no quedasen en el olvido y quiero que, absolutamente todas, tengan su espacio en “La bitácora digital de Jorge Mariñas”.
 También sé que hay otra mucha gente, y lo comprenderéis perfectamente, que son éstos los vídeos que más le gustan y que me piden que los “cuelgue” cuando tenga la más mínima oportunidad. (Yo soy uno de los que más disfruta, sino el que más, viendo éstas películas).


sábado, 12 de octubre de 2013

20.000 visitas



 Hace un año y un mes inicié como distracción una experiencia nueva, abrir un “blog” que decidí llamar “La bitácora digital de Jorge Mariñas”. 
 Mi intención no era hacer el típico diario en el que comentar mis actividades cotidianas o dar mi opinión sobre un tema de actualidad, siempre pensé en una especie de “cajón de sastre” en dónde tuviese cabida cualquier cosa.    
 La idea surgió al poseer un buen número de películas, en 8 mm. y Súper 8, rodadas por mi padre entre los años 40 y 70. Pensé en digitalizarlas e irlas publicando en algún sitio para que no quedasen en un cajón en el más absoluto olvido, así que decidí que lo mejor era crearme yo mismo ese "sitio". 
 Una vez que comencé a "colgar" los vídeos, poco a poco, esa distracción o divertimento, se fué convirtiendo en más que en una afición en una especie de adicción y empecé a hacer mis propias grabaciones que también iba compartiendo en el “blog”. 
 La única publicidad de la “bitácora” siempre fué poner el enlace en el “Facebook” e inesperadamente, el número de visitas iba dejándome, cada día, asombrado y estupefacto. 
(Nunca fué mi objetivo alcanzar un número concreto de entradas, ni llegué a pensarlo). 
 Mi sorpresa fué mayúscula al llegar, en marzo de éste año, a las 10.000 visitas, algo que nunca me podía imaginar. Ese para mi imprevisto éxito, permitirme que lo califique así, me animó a seguir publicando nuevas historias, lógicamente unas con más aceptación que otras y la cantidad de entradas seguía dejándome atónito e incrédulo.
 Hoy me siento superado, el pasado miércoles el número de visitas rebasó las 20.000, algo inimaginable cuando inicié ésta experiencia. 
 En éstos momentos, son exactamente 20.150 las visitas recibidas y me siento abrumado. Tanta atención me hace parar y reflexionar. 
 No quiero decepcionar a nadie que, en un momento determinado se moleste en entrar en "La bitácora", pero al margen del trabajo que requiere publicar un vídeo prácticamente a diario, uno acaba inconscientemente "esclavizado" por el “blog” y ahí finaliza la diversión, por lo que a partir de ahora, quiero tomármelo con más calma y aunque no lo voy a abandonar, tampoco me impondré el “colgar” un "post" a diario. 
 Con el de hoy, llevo publicados 350 vídeos y no deseo volver a sentir ese agobio, como me ha pasado en más de una ocasión, de no tener suficientes grabaciones para poner una todos los dias. No quiero, ni siquiera, fijar un número de vídeos a la semana, publicaré los que buenamente pueda. 
 Ya sólo me queda daros las GRACIAS, así en mayúsculas, por vuestra aceptación, un agradecimiento del que también quiero dejar constancia gráfica con el vídeo de hoy.

viernes, 11 de octubre de 2013

Museo Catedralicio (Mondoñedo)



 Hoy finalizo mi recorrido por Mondoñedo visitando una parte del museo catedralicio y diocesano y digo bien, una parte, porque está situado entre la catedral mindoniense y el Palacio Episcopal y tan sólo pude ver algunas de las salas que alberga la catedral. 
 La culpa en éste caso es exclusivamente mía porque llegué a la una de la tarde, justo a la hora de cierre y aún así me permitieron entrar, (previo pago de 1 €, eso sí), y grabar.
 El museo catedralicio y diocesano de Mondoñedo es hoy uno de los más importantes museos de arte sacro de Galicia y de España. Las instalaciones ocupan cinco salas de la Catedral y cuatro del Palacio Episcopal. 
 Desde su inauguración en 1969 este museo ha sido ampliado sucesivamente, hasta ocupar cinco salas que ocupan cerca de 2.000 metros cuadrados, y que se encuentran en el triforio de la catedral y en parte del claustro. 
 El marco ya de por sí tiene su encanto. 
 Los fondos del museo son de temática variada: esculturas de madera policromada, pintura, imaginería gótica y ornamentos episcopales. 

jueves, 10 de octubre de 2013

Mondoñedo (Lugo) -3ª parte-



 El Seminario de Santa Catalina es el principal centro de atención en la última jornada de recorrido por el casco urbano de Mondoñedo.
 El Seminario es el edificio de mayor tamaño de la ciudad que posee, además, la peculiaridad de ser el tercero en construírse en toda España.
 Desde su creación en 1583, por iniciativa del Regimiento de la ciudad para crear un colegio como los acordados en Trento, tuvo distintos enclaves.
 En un principio el Seminario estaba ubicado en dos casas de la actual calle Afonso VII. Pero este edificio se hizo pequeño, y en el siglo XIII se comienza a contruír el edificio en su situación actual. La obras de contrucción durarán cinco años a partir de 1770.
 Durante el pontificado de Cos y Macho tiene lugar una ampliación del Seminario, en la que se le añadió un piso. En los tiempos del Obispo Solís se volvió a reformar añadiendo un pabellón, el cual fue destruído a mediados del siglo XX, época en la que se le da al Seminario el aspecto actual.
 La fachada del edificio, de pizarra oscura del país, está enmarcada por dos pequeñas torre que se levantan en los extremos. En el centro de la fachada aparece un frontón con la imagen de Santa Catalina. 
 La biblioteca del Seminario, que comenzó con 245 obras, contiene actualmente más de 25000 volúmenes. Entre ellos hay que destacar un centenar de incunables y un manuscrito de finales del siglo XIII.
 Mañana, con la visita al Museo Catedralicio y Diocesano “Santos San Cristóbal”, finalizaremos nuestra estancia en Mondoñedo.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Mondoñedo (Lugo) -2ª parte-



 En este segundo capítulo dedicado a Mondoñedo su Catedral  Basílica de la Ascensión va a ser la principal protagonista.
 Declarada Monumento Nacional en 1902, fue consagrada en tiempos del Obispo Don Martín en el año 1246.
 Su construcción se remonta a 1219 y sus obras duraron por lo menos el resto del siglo XIII y todo el siguiente. 
 La catedral de Mondoñedo posee diferentes estilos arquitectónicos, si bien, en un principio se empezó siguiendo los cánones románicos, tal como se hace notar en la puerta principal y el ábside mayor.  Debido a siguientes ampliaciones la catedral se decoró con adornos barrocos. Tales ampliaciones son, por ejemplo, la producida en el siglo XVI para la construcción de la girola o la llevada a cabo en el siglo XVIII cuando se remodeló la fachada y se construyeron las torres.
 Con Diego de Soto la fachada vuelve a sufrir reformas al producirse obras en la plaza. En estas obras lo que se pretendía era dejar la plaza a la misma altura que el templo, y para ello se suprimieron las antiguas escaleras y se prolongaron las columnas.
 El rosetón de la fachada adquiere el diámetro actual de cinco metros durante el pontificado de Diego de Soto, un rosetón en el que las vidrieras policromadas hacen un efecto espectacular que se puede contemplar desde el interior.
 El estilo barroco también está presente en la portada o en el frontispicio situado en la parte alta de la fachada, en el que aparece una imagen de la Virgen de la Asunción, y más arriba una estatua de San Rosendo.
 El aspecto actual de la catedral, a la que se le llama "catedral arrodillada" debido a sus perfectas proporciones y poca altura, se consiguió al finalizar las obras llevadas a cabo durante el pontificado de Muñoz y Salcedo.
 En el recorrido de hoy también tenemos la oportunidad de observar la estatua dedicada a Álvaro Cunqueiro; la “Fonte Vella”, mandada construir por Diego de Soto en el año 1548 o la Iglesia de San Pedro de Alcántara.

martes, 8 de octubre de 2013

Mondoñedo (Lugo) -1ª parte-



 Hoy inicio una visita a Mondoñedo, una ciudad monumental de admirable legado histórico y cultural. 
 Declarada Conjunto Histórico-Artístico, esta apacible estación jacobea de soberbia Catedral perteneció al Mariscal Pardo de Cela, que fue decapitado en la Plaza de la Catedral.
 La importancia de la ciudad mindoniense merece los cuatro capítulos que le voy a dedicar, tres a la ciudad y un cuarto al museo catedralicio.
 En la invasión de 966-971 los viquingos destruyeron la antigua capital de Bretoña, por lo que hubo que trasladar la Sede hasta San Martiño de Mondoñedo. Ya en el año 1112 la Reina Urraca dispuso que la Sede de los bretones quedase en Valíbria, la actual Ciudad de Mondoñedo, ratificándolo en 1156 el Rei Afonso VII otorgándole el título de Ciudad Muy Noble y Leal.    En este tiempo se cedieron las Tierras de Navia-Eo y Britonia tomó para siempre el nombre de Provincia de Mondoñedo, bien que aún se alude al original nombre bretoñés hasta el siglo XIII. 
 Capital de la provincia bretona hasta la eliminación formal del Reino de Galicia en 1833, la antigua Valíbria es todavía Sede del Obispado de Mondoñedo-Ferrol, con una sublime Catedral, y bastión histórico del Mariscal Pardo de Cela. 
 Último defensor de la soberanía del Reino de Galicia frente a las pretensiones anexionistas de los Reyes Católicos, el bretoñés Pardo de Cela resistió en el Castillo de A Frouxeira hasta ser apresado en una traición. Condenados a morir decapitados en la Plaza de la Catedral Pardo de Cela y su  hijo, cuenta la tradición que al caer rodando la cabeza del Mariscal, éste gritó tres veces "Credo, Credo, Credo!!".
 La cultura de Mondoñedo es de las más ricas de Galicia. En una de las primeras imprentas del Reino se editó en 1534 el Sínodo del Obispo Pacheco, y en 1594 el Regidor Luaces organizó la primera Fiesta del Arbol celebrada en Europa. En Mondoñedo fue también creado el primer Seminario de Galicia en el siglo XVI, incorporado posteriormente a la Universidad de Santiago y poseedor de un rico e inédito fondo bibliotecario. 
 Proceden de estas tierras bretoñesas universales mindonienses como los lúcidos escritores y poetas Alvaro Cunqueiro, Noriega Varela, Leiras Pulpeiro, o el compositor del Himno Nacional Gallego y de la Alborada, Pascual Veiga. Mondoñedo es la única ciudad gallega a la que le fueron dedicadas 3 ediciones del Día de las Letras Galegas.

lunes, 7 de octubre de 2013

Alvedro - La Coruña (1954 - ?)



 Hoy, después de mucho tiempo vuelvo a recuperar, en imágenes, recuerdos de mi más “tierna infancia”. Unos recuerdos que agitan mi interior produciendo una mezcla de alegría y de tristeza. Alegría por aquellos momentos de felicidad compartida, tristeza por la ausencia de algunos de aquellos con los que compartía mi felicidad.

Oda: Insinuaciones de inmortalidad de temprana infancia.

¡Júbilo! ¡En tus rescoldos
todavía hay algo que vive,
y la naturaleza aún recuerda
aquello que fue tan fugitivo!
Pensar en nuestros años pasados despierta en mí
una bendición perpetua: que no se dirige
hacia lo más digno de veneración:
el regocijo y la libertad, el credo simple
de la infancia, cuando se mueve o descansa,
con la esperanza recién desplegada todavía agitándose en su pecho:
no es por todo esto que yo elevo
mi canto de agradecimiento y alabanza;
sino por esas obstinadas interrogaciones
sobre el sentido y las cosas fuera de nuestro alcance,
porque lo que se desprende de nosotros, se desvanece;
por los miedos confusos de una criatura
que se desplaza por mundos que todavía no se han realizado, instintos elevados ante los cuales
temblaba nuestra naturaleza mortal
culpable, sorprendida;
por esos primeros efectos,
esos recuerdos imprecisos que, fuesen lo que fuesen,
no han dejado de ser la fuente de luz de nuestros días,
la luz maestra de cuanto alcanzamos a ver;
que nos sostiene y acoge, y tiene poder suficiente para
convertir nuestros ruidosos años en instantes del ser
del silencio eterno; verdades que despiertan
para no morir nunca;
¡que ni la apatía, ni los esfuerzos excesivos,
ni el hombre ni el muchacho,
ni todo cuanto está enemistado con la alegría
puedan suprimirlo ni destruirlo por completo!
 Que durante las estaciones de clima más sosegado
aunque estemos alejados, tierra adentro
tengan nuestras almas una visión de ese mar inmortal
que nos trajo hasta aquí,
puedan en un instante viajar allá,
y ver a los niños jugar cerca de la orilla,
y oír a las poderosas aguas correr eternamente.

-William Wordsworth (1770-1850). Poema recogido en el libro “La abadía de Tintern” (editorial Lumen)-


domingo, 6 de octubre de 2013

"Graffitis". ¿Arte o vandalismo?



 Mi posición es inequívoca y con el vídeo de hoy quiero mostrar mi apoyo a lo que para mí es arte, el “graffiti”, una expresión gráfica muy desacreditada y denostada por culpa de una gran cantidad de supuestos “graffiteros” que, desgraciadamente, sólo se dedican a ensuciar paredes sin importarles su valía o importancia cultural, o incluso medios de transporte de cualquier población, haciendo que se cuestionen a los auténticos artistas del “graffiti”.
 Las imágenes del vídeo, que grabé en la calle Fernando Rey de A Coruña, creo que muestran de una forma clara hasta que extremo puede llegar la calidad de un “graffiti”, mejorando el aspecto del entorno.
  Simón Fuller escribió lo siguiente sobre esta forma de expresión artística.
 “Desde sus inicios como mero vandalismo en los trenes del metro, a las piezas más elaboradas y de aspecto profesional que adornan las paredes de las ciudades en el siglo XXI, el arte del “graffiti” se ha convertido en una parte expresiva, si bien polémica, de la cultura. Mientras algunas personas ven los “graffitis” como un flagelo en los entornos urbanos, el “graffiti” moderno ha sido más aceptado, y a veces incluso legalizado por las autoridades de ciudades, gracias a una serie de ventajas que han surgido.
 El problema con el arte en el siglo XXI es la noción de que a veces simplemente no ha sido visto, gracias a una falta de interés de la gente, especialmente la generación más joven. Estas personas no van a museos y exposiciones de arte por lo que generalmente no son expuestas a obras de arte. El “graffiti” ayuda a solucionar este problema trayendo el arte directamente al público, empujándolo en sus caras, y quizás ayude a fomentar un interés en la obra de arte que impulsará a algunos individuos a explorar el mundo del arte.
 El “graffiti” da a los individuos la libertad de expresarse de una manera que de lo contrario no hubieran tenido. Para algunos, esta libertad viene de la accesibilidad del “graffiti”; todo lo que necesita este medio de expresión es una lata de “spray” y una idea y el artista puede crear lo que quiere. Para otros artistas de “graffiti”, la ventaja del medio es que pueden expresar una opinión o idea, como una cuestión política, en un intento de ser escuchado y quizás crear un impacto.
 El arte del “graffiti” suele ser creativo, colorido y llamativo, y así cambia el carácter de la zona especial donde aparece. En muchos casos, este cambio es positivo, ya que el arte convierte monótonos edificios y paredes desnudas en exposiciones interesantes y llenas de imaginación”.

sábado, 5 de octubre de 2013

Bert Jansch



 El 5 de octubre de 2011 murió, a los 67 años, el guitarrista británico y miembro del grupo de folk “The Pentangle”, Bert Jansch, a causa de un cáncer. 
 Nacido en Glasgow, fue uno de los fundadores de “Pentangle”, en 1968. 
 Está considerado uno de los grandes maestros de la guitarra en el folk británico. Músicos como Neil Young, Johnny Marr, Jimmy Page o Graham Coxon han reconocido su influencia. 
 A lo largo de su carrera en solitario, Jansch publicó álbumes como “Rosemary Lane”, “Heartbreak”, “Toy balloon” y “The black swan”.


viernes, 4 de octubre de 2013

Puente Romano (Cangas de Onís)



 No podía abandonar este nuevo recorrido por Asturias sin visitar otro lugar emblemático del Principado, el Puente Romano de Cangas de Onís, una antigua construcción situada sobre el río Sella en la antigua capital de Asturias, Cangas de Onís y que separa este concejo del de Parres.
 El actual puente, conocido como Puente Romano o simplemente “El Puentón” para los cangueses, data de la Alta Edad Media (probablemente del s. XIII), aunque se asienta sobre otro mucho más antiguo que se remontaría a la época romana. Lo cierto es que sobre este paso de piedra se asentaba el trazado de la calzada romana que unía las localidades de Lucus Asturum (al lado de Oviedo) y Portus Victoriae (actual Santander).
 Sin duda este puente, o el inmediatamente anterior a él, sería testigo del levantamiento de Pelayo contra la ocupación musulmana, y sería utilizado para el paso del ejército de Alkama camino de su derrota en Covadonga. Y también contemplaría los primeros años del Reino de Asturias, cuando Cangas de Onís fue sede real, corte y capital del reino, y observaría impasible como los reyes se trasladaban a otras ciudades buscando lugares más estratégicos y más próximos a las fronteras que tenían que defender.
 Del arco central pende una réplica a gran tamaño de la Cruz de la Victoria símbolo de Asturias. Este detalle decorativo tiene su origen en el año 1939 cuando, tras su exilio obligado en París, regresa a España y a su sede de Covadonga la imagen de La Santina. Para recibirla en Cangas de Onís se construyó sobre el puente nuevo un arco de triunfo y se engalanó todo el entorno, utilizando entre otros motivos una Cruz de la Victoria que, desde entonces, luce en el centro del puente.
 El puente fue declarado Monumento Nacional en 1931.

(A pesar de la cantidad de pérdidas de foco -ignoro todavía el motivo- no quise dejar de publicar este víedo).

jueves, 3 de octubre de 2013

"Santa Cueva" (Covadonga)



 Desde la basílica de Covadonga nos dirigimos hoy a la “Santa Cueva”. 
 Para acceder a la gruta, pasamos por delante de una espectacular campana conocida como “La Campanona” que mide tres metros de altura y pesa cuatro toneladas. 
 La gruta situada sobre un lago, es el lugar donde se encuentra la Virgen de Covadonga, conocida por los asturianos como “La Santina”, junto a la Capilla Sagrario. 
 Se trata de un lugar eminentemente espiritual, al que peregrinan desde devotos anónimos hasta Pontífices.
 Según la tradición, en este lugar se habrían refugiado don Pelayo y sus hombres durante la Batalla de Covadonga. Muchos no-creyentes desean conocer este lugar emblemático.   
 La Virgen sostiene al niño Jesús, mientras sostiene una rosa con la otra mano; en su cabeza lleva una corona con metales preciosos, sobre la cual aparece la paloma del Espíritu Santo. El manto habitual de la Virgen suele ser de color rojo, siendo sustituido por otros colores según la ocasión. La talla actual es del s. XVI y la donó la Catedral de Oviedo en 1778, tras el incendio que arrasó la original y sus valiosas ornamentaciones. Anteriormente, el Santuario estaba cerrado con madera. 
 La actual fué robada en 1939 y localizada ese mismo año en Paris. 
 En un lateral de la Cueva, junto a la Santina, se encuentra la tumba con los restos de Don Pelayo, su esposa Gaudosia, y su hermana. Inicialmente estaba enterrado en la iglesia de Santa Eulalia de Abamía, pero fueron trasladados hasta la Santa Cueva en época de Alfonso X el Sabio. Una inscripción en la lápida que (traducida) dice “Aquí yace el rey Don Pelayo, electo el año de 716, que en esta milagrosa cueva comenzó la restauración de España. Vencidos los moros falleció en el año 737, y le acompaña su mujer y hermana“. 
 Los restos de Alfonso I el Católico también se encuentran en la gruta.
 Bajo la cueva se encuentra “La fuente de los 7 caños“, que según reza la leyenda popular, otorga matrimonio en un año a la persona que beba de todos sus caños.
 Custodiando la entrada al santuario, a ambos lados de la carretera se encuentran dos leones, labrados en mármol de Carrara por el escultor Pompeio Marchesi, que fueron trasladados hasta aquí desde “El Pasatiempo” de Betanzos. 

miércoles, 2 de octubre de 2013

Basílica de Santa María la Real (Covadonga)



 En nuestro recorrido por el Principado de Asturias, sin abandonar el Parque Nacional de los Picos de Europa, realizamos la visita obligada al monte Cueto dónde se halla el complejo formado por la Basílica de Santa Maria la Real y la “Santa Cueva” de Covadonga.
 Hoy visitaremos la basílica, que fue ideada por Roberto Frassinelli y construida, entre los años 1877 y 1901, por el arquitecto Federico Aparici en estilo neorrománico y en piedra rosa marmórea. 
 Inaugurada el 7 de septiembre de 1901, el Papa León XIII le otorgó esa dignidad de basílica.
 En el pórtico de entrada se encuentran dos bustos correspondientes
a los obispos de la Sede Ovetense, Benito Sanz y Forés y Ramón Martínez Vigil, bajo cuyo mandato pastoral se iniciaron y acabaron las obras.
 Junto a la basílica se encuentra el monasterio de San Pedro, que se cree fundado por el rey Alfonso I. 
 Además, en la explanada de la basílica se encuentran la Casa Capitular, la estatua de bronce de don Pelayo, realizada en 1964 por el escultor Eduardo Zaragoza y el obelisco con la réplica de la Cruz de la Victoria de 1857, símbolo de Asturias, levantado por los duques de Montpensier en el lugar llamado “El Repelao” donde, según la tradición, Don Pelayo fue proclamado rey.

martes, 1 de octubre de 2013

Parque Nacional Picos de Europa (II)



 Hoy finalizamos nuestro recorrido por los lagos Enol y La Ercina que forman los llamados Lagos de Covadonga. 
 El lago Enol se encuentra a 1.070 m. de altura entre el pico Mosquital (1.268 m.), la porra de Enol (1.274 m.) y el cerro de Sobornín (1.183 m.), el ambiente es de media montaña y de paisajes rudos tan apropiados para practicar el senderismo como para ser admirados.
 El lago es de color verde esmeralda, más oscuro en verano que en invierno y su profundidad permite la estratificación térmica del agua durante el verano y parte del otoño formándose tres capas en la masa de agua: una superior más caliente y menos densa, con muy poca variación térmica; otra intermedia, en la cual la temperatura desciende rápidamente con la profundidad, y con una densidad mayor, que evita que se mezclen sus aguas con las de la capa superior; y por último una tercera capa de aguas más frías y más densas que se sitúan en las zonas más profundas. A finales del otoño desaparece la estratificación térmica mezclándose las aguas de las tres capas.
 Al margen de los lagos, que es el principal y más conocido atractivo turístico del parque, también podemos disfrutar de las magníficas vistas que nos ofrecen diferentes miradores, entre ellos el “Mirador de la Reina”.